Concepto

La hidroponía es un método de cultivo en el que la planta recibe los nutrientes a través de una solución acuosa en vez de suelo agrícola. La planta se desarrolla en un medio inerte que sirve de sostén y los nutrientes esenciales para su desarrollo se suministran disueltos en la disolución nutritiva. El cultivo hidropónico suele llevarse a cabo en un ambiente cerrado para controlar de manera minuciosa todos los factores relacionados con el desarrollo de la planta con vistas a aumentar la productividad. Además, el éxito de la hidroponía también depende de que el resto de factores productivos estén en unos valores adecuados (temperatura, humedad relativa del aire, luz, frecuencia de aporte de agua, nivel carbónico y estado sanitario).

Cultivo por hidroponia de lechugas

Ventajas de la hidroponía con respecto al cultivo en tierra:

  • Se hace posible el cultivo en zonas con suelos no fértiles o climas extremos.
  • El reciclaje de la solución nutritiva en sistemas cerrados conlleva un ahorro de agua y fertilizantes.
  • Se requiere una superficie mucho menor para obtener igual cantidad de producción.
  • El control estricto de las condiciones (riego, temperatura, humedad, luz) acorta el periodo de cultivo, aumenta la productividad y mejora la apariencia física de los productos.
  • Facilita el control de plagas y mantiene los cultivos en un medio fitosanitario extraordinariamente bueno.
  • Resuelve el problema del agotamiento del suelo.
  • No es necesaria la realización del laboreo, ya que se prescinde del suelo.
  • Incremento en producción, de hasta un 15-20%, frente a un mismo cultivo en suelo. Las plantas se encuentran en unas condiciones de nutrición ideales y no existen problemas de bloqueos y antagonismos entre los elementos nutritivos, optimizando todo el potencial productivo de los cultivos.

Desventajas de la hidroponía con respecto al cultivo en tierra:

  • Mayor coste de la inversión inicial en las instalaciones.
  • La principal desventaja de los cultivos hidropónicos estriba en el consumo de energía para el mantenimiento de la temperatura y el aporte de luz en los invernaderos.
  • Necesidad de realizar un control exhaustivo y permanente de la instalación. Un fallo en una bomba puede suponer la pérdida total del cultivo.
  • La humedad relativa dentro del invernadero será alta. Por lo tanto, será necesario un control para evitar infección por hongos y bacterias.
  • Personas inexpertas pueden necesitar de asesoramiento técnico.

Compártelo si te parece interesante:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » María José Cardador.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Hidroponia al Cubo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.